"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora". Proverbio hindú.
"Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía". José Vasconcelos (1882-1959) Filósofo, educador y político mexicano.

martes, 20 de marzo de 2012

El duende del jardín

Érase una vez un duende invisible llamado Ezequiel que vivía en un jardín. Ezequiel dormía durante todo el día y por la noche cuidaba y limpiaba el parque: con unas tijeras muy pequeñas cortaba el césped con mucho cuidado; con una cuchara regaba las flores gota a gota y, para que crecieran más, cantaba a cada flor una bonita canción. Así, cuando llegaban los abuelos, los niños y los perros por las mañanas, se encontraban un jardín precioso.
Pero todos pensaban que el jardín se cuidaba solo, ¡qué despistada es la gente! Unos tiraban papeles al suelo, los perros hacían pipí en las flores y los niños corrían sin mirar destrozando las plantas al pasar.
Cuando Ezequiel se levantaba......, ¡vaya susto se llevaba!
-¡Bfffffff! Mirad mis flores, ¡qué desastre, cuánto trabajo! -se lamentaba todas las noches.
Ezequiel trabajaba tanto que un día, cansado de que nadie le ayudara, decidió irse de vacaciones con su primo, el duende Ataúlfo, que vivía en una isla desierta.
Al no estar el duende, nadie limpiaba el parque por la noche. Cada día, los niños, los abuelitos y los perros se encontraban el jardín más sucio, más aplastado y lleno de papeles y basura por todas partes. No podían pasear, así que no les quedó más remedio que limpiarlo. Hicieron grupos de tres: un niño, un abuelo y un perro. Se encargaban de que todos trataran bien el jardín y no lo ensuciaran.

Cuál fue la sorpresa de Ezequiel cuando, al volver de la playa con su camisa de flores, encontró el jardín limpio y cuidado. Por fin las personas se habían dado cuenta de que si no se cuida la naturaleza, tampoco se puede disfrutar de ella.


El respeto a la naturaleza. Algaida.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado el cuento, con tu permiso lo voy a utilizar. Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí para eso están!!!! Además me hace mucha ilusión que los utilicéis con vuestros niños. Un besote!!!!!

    ResponderEliminar