"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora". Proverbio hindú.
"Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía". José Vasconcelos (1882-1959) Filósofo, educador y político mexicano.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Ratón de Campo y Ratón de Cuidad


Un pobre ratón de campo invitó a su primo, el ratón de ciudad a su casa a cenar.
El ratón de ciudad llegó muy bien vestido. Dio un paseo por los alrededores y murmuró para sí: ¡Qué lugar más horrible!
No hay carros ni tiendas. No veo más que suciedad y campos.
Entonces su primo el ratón de campo le llevó a su vieja casa, mas bien la vieja choza donde vivía. Se sentaron en la mesa en la que había comida como: maíz, guisantes y trocitos de queso.
- ¡Que casa más sucia!, dijo el ratón de ciudad.
- Por favor, sírvete tu solito aunque no es una gran comida, dijo el ratón de campo .
- Por supuestísimo que no lo es, respondió el ratón de ciudad .
- Prueba la cebada, le dijo a su anfitrión.
- No me gustan estas cosas. ¿Cómo puedes vivir con una comida tan asquerosa? ¿Porqué no vienes a la ciudad? Te obsequiaré con una fiesta, le invitó el ratón de cuidad.
A los 13 días fue a la ciudad a visitar a su primo. Era la primera vez que iba a la ciudad y le costó un gran esfuerzo para evitar que le pisaran las personas que caminaban por las calles. Acaba de librarse de ser aplastado por un carro. Menos mal que saltó a una alcantarilla.
A esta mala experiencia le siguieron muchas otras, de modo que cuando finalmente llegó a la casa de su primo era de noche.
-¡Bienvenido! Pasa por favor. Llegas justo a tiempo para cenar, dijo su anfitrión.
El pobre ratón que tenía mucho hambre fue andando a un elegante comedor iluminado por grandes candelabros. El ratón de campo trepó corriendo a la mesa. Nunca había visto una comida tan deliciosa.
- ¡Vaya!¡Esto sí que es un festín !, exclamó.
- Pero cuando se disponía a dar el primer mordisco, una criada corrió hacia ellos agitando un escoba en la mano y gritando muy fuerte: ratones ladrones!¡Os atraparé!
Los asustados ratones corrieron por  todos los sitios intentando esquivar la escoba . Al final se escaparon  por un agujerito que había en la pared.
-¡Que susto primo! vayamos a otro sitio, propuso el ratón de ciudad.
-¡No gracias! No quiero arriesgarme a comer otra comida por muy apetitosa que sea. Prefiero mi vida en el campo, donde tengo alimento aunque no sea  tan exquisita. Y diciendo esto, el ratón de campo se marchó sin mas.


Publicado por Patricia. Colegio C.R.A. "Los Regajales" del aula de San Vicente de Arévalo

3 comentarios:

  1. Hola desde http://whatsnewedu.blogspot.com/ soy una blogera que se inicia por estos sitios! puedes pasarte y darme tu opinión sobre el blog! yo ya te sigo y tu blog me parece muy interesante y seguro que nos damos ideas para nuestra labor como docentes (yo futura)! un saludoo!

    ResponderEliminar
  2. buena idea la de este blog recopilador de cuentos.... este de los ratones en concreto lo encontré, muy viejecito y de cartón, de los antiguos, en una biblioteca este verano. A mi sobrino, que no le gusta nada leer, le encantó... Es sencillo y se pueden sacar valores para trabajar con los más pequeños.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, aunque la idea es intentar crear cuentos originales. Éste lo escribió una niña del cole y aunque sabía que no era original lo puse porque sabía que le haría ilusión. La idea se me ocurrió para ayudar a los "profes" a trabajar con ellos. Muchas gracias. Me ha hecho mucha ilusión tu comentario. Un besote.

    ResponderEliminar